top of page

Recupera los derechos de Blood and Ashes el director Zack Snyder


El director Zack Snyder ha revelado que ha recuperado los derechos de Blood and Ashes, película que comenzó como una secuela de 300.
 

Zack Snyder escribió el guion de Blood and Ashes, una película que comenzó como una secuela de 300 y 300: El origen de un imperio, y fue uno de los últimos proyectos en los que trabajó el cineasta antes de dejar oficialmente Warner Bros, tras todo lo ocurrido con Liga de la justicia. Sin embargo lo que presentó fue bastante diferente de una secuela de 300.


Blood and Ashes, que escribió parcialmente mientras filmaba Army of the Dead para Netflix en 2019, terminó centrándose en la relación entre Alejandro Magno y su segundo al mando, Hafestión.


Era una historia de amor gay que también era una epopeya de guerra griega antigua, una que, según dijo, le gustaba y defendía la entonces ejecutiva de Warner, Courtenay Valenti.


El estudio, como era de esperar, dado el tema y las tensas circunstancias entre la compañía y el cineasta tras su salida de Liga de la justicia, finalmente no dio luz verde al proyecto.


Pero está película podría contar con una nueva oportunidad, ya que Zack Snyder reveló recientemente a THR que él, su esposa y socia de producción, Deborah Snyder, han recuperado los derechos y son libres de hacer la película con otro estudio.


“Recuperamos los derechos para que podamos hacerlo si queremos”,

dijo Snyder durante una entrevista para THR.

“No sé cuál es el mercado para una película increíblemente homoerótica, súper violenta y súper sexual. Pero tal vez sea perfecto”.


Sin embargo, lo que ya no llegaremos a ver es la adaptación del controvertido cómic de Howard Chaykin, Black Kiss. Snyder tenía los derechos del cómic, publicado a finales de la década de 1980, y había intentado adaptarlo como serie de televisión, llegando incluso a escribir un piloto.


“Nadie quería hacerlo”,

dice Snyder.

“Fue demasiado extraño. Realmente lo intentamos también”.

Aparentemente una historia erótica dura ambientada en Los Ángeles, la historia causó mucho revuelo en ese momento al presentar a una mujer fatal transgénero, ensartando a figuras religiosas, matando niños, brindando a los lectores dosis gigantes de sexo, violencia e incluso algunos vampiros.


Stone Quarry, el sello que Snyder dirige con Deborah y su socio Wesley Coller desde hace mucho tiempo, tiene un acuerdo cinematográfico general con Netflix, para quienes está desarrollando secuelas y spin-offs de Army of the Dead y la secuela de Rebel Moon (con una tercera en etapa de guion).


Pero la necesidad de Snyder de contar historias se extiende más allá de sus proyectos en pantalla.


Snyder está obsesionado con la narración y la mitología, e imbuye a los objetos que lo rodean con sus propias historias.

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


  • X
  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
bottom of page