top of page

NICKELBACK gana el juicio de demanda por el supuesto plagio de "Rockstar"



La polémica de "Rockstar" llega a su fin tras la victoria de Nickelback en el juicio por plagio en referencia a la mencionada canción. La banda Snowblind Revival acusó a Nickelback de haber plagiado su canción de 2001 "Rock Star", pero la defensa de la banda y las conclusiones del juez coinciden en que no existen evidencias de plagio.
 

El tema de Nickelback de 2006 “Rockstar” fue protagonista de una polémica tras un juicio por supuesto plagio que, finalmente, ganaron. La canción que se mostraba como plagiada era el clásico de Snowblind Revival escrito por Kirk Johnston.


Juicio a favor de Nickelback

De acuerdo con Billboard, el juez Robert Pitman llegó a la conclusión de que no existen similitudes entre ambas canciones. La pieza de Snowblind Revival se llama “Rock Star” y fue publicada en 2001, 5 años antes que la pieza de Nickelback.


Además, el juez también constató que no existen evidencias de que Nickelback hayan escuchado la canción de Snowblind Revival con anterioridad. En el juicio quedó probado que la banda de Kirk Johnston no pudo demostrar haberse reunido con los sellos discográficos que presuntamente habían recibido una demo de Snowblind Revival.



De acuerdo con el juez Robert Pitman:

“Para comenzar por lo más sencillo, no suenan igual. Ambas canciones evocan temas similares, pero son diferentes a través del vívido detalle de la expresión original en la letra de Nickelback”.

Además, también calificó la demanda “roza lo absurdo” y que no hay nada en común entre estas dos canciones salvo ciertos detalles en su temática, centrada en las excentricidades de ser una estrella del rock. La demanda presentada por Kirk Johnston alegaba que Nickelback habían accedido a su demo, que había sido enviada a Universal Music Group y Warner Music Group.


Además, asegura que también robaron una cantidad de música sustancial en su canción “Rockstar”.


Una defensa firme

Por su parte, Nickelback coinciden con el juez en que las canciones son muy diferentes y que el demandante realmente no pudo encontrar similitudes entre las letras de ambas canciones salvo su propia temática y el título.


La banda añadió que las canciones no están escritas en estilos similares, y que las melodías no coinciden en ambas canciones. De acuerdo con Nickelback:

“las canciones no tienen nada en común salvo el nombre. Hablan sobre el mismo tema general, pero imagina si solo se pudiera usar cada tema por un solo artista. La industria del rock se habría arruinado hace décadas”.


Por otro lado, Nickelback también aseguraron que la banda de Johnston no pudo aportar detalles sobre sus encuentros con los mencionados sellos discográficos sobre la demo de la banda Snowblind Revival.


De hecho, no aportaron nombres de los representantes de los sellos con los que se reunieron, ni el lugar ni fecha de dichas reuniones.


Por tanto, no pudo probar que dichas reuniones realmente tuvieran lugar al no aportar detalle alguno sobre las mismas.


En definitiva, la defensa de Nickelback en el juicio no solo probó que ambas canciones no tienen en común nada salvo su temática y su nombre, sino que la acusación de Snowblind Revival se basa en unas reuniones que no pueden probar.




7 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


  • X
  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
bottom of page