top of page

Microsoft llevará los juegos de Xbox a Nintendo


Call of Duty sería uno de los primeros juegos.
 

El presidente de Microsoft, Brad Smith, confirmó que la compañía llegó a un acuerdo con Nintendo para llevar los juegos de Xbox a las consolas de la empresa japonesa durante los próximos 10 años.


En el anuncio, el directivo asegura que esta alianza es “parte de nuestro compromiso de llevar juegos de Xbox y Activision, como Call of Duty, a más jugadores en más plataformas”, dejando claro que los títulos llegarán al mismo tiempo a las consolas de ambas compañías “con todas las características y contenido”.


Esta franquicia de juegos de disparos en primera persona ha estado alejada de las consolas de Nintendo desde hace 10 años, ya que Ghost fue la última entrega de la saga que salió para la Wii U y la Switch y no ha tenido ninguna versión del juego por decisión de los desarrolladores.


Esto cambiaría en caso de que Microsoft compre Activision Blizzard, quienes son dueños de Call of Duty y otras franquicias de videojuegos como Crash, Candy Crush, World of Wacraft y Overwatch.


La alianza no solo abre la puerta a estos juegos sino a todos los creados en Xbox Game Studios donde hay sagas de gran tradición como Halo, Forza, Gears of War, Doom, Fallout, Age of Empires y más, que tendrían la oportunidad de estar en el ecosistema de Nintendo por lo menos en los próximos 10 años.


Sin embargo, el anuncio no deja claro desde cuándo comenzará a funcionar este acuerdo o si dependerá de la compra que espera resolver la empresa estadounidense en los próximos meses.


Los usuarios de Nintendo puede combinar sus saldos para no perder el dinero ante el cierre de la tienda virtual.

Microsoft defiende la fusión con Activision

Ya se completó un año desde que Xbox anunció que su casa matriz iba a adquirir a Activision y todos los estudios de la compañía. Una compra que ha estancado porque las autoridades de varios países y regiones, como la Unión Europea, han visto como una amenaza para los jugadores este acuerdo.


Las autoridades aseguran que se podría caer en un monopolio por parte de Microsoft, al apoderarse de franquicias tan importantes como Call of Duty, que cuentan con millones de jugadores en el mundo, pero que se volvería exclusiva de las consolas de Xbox, afectando a usuarios de PlayStation.


La empresa se ha defendido diciendo que eso no sucederá y por eso buscaron el acuerdo con Nintendo, para demostrarlo.


Microsoft sigue esperando el aval de las autoridades para concretar la compra de Activision Blizzard.

El presidente de Microsoft intenta convencer a los reguladores antimonopolio de la Unión Europea (UE) en una audiencia a puerta cerrada de que la oferta de 69.000 millones de dólares del gigante estadounidense del software por el fabricante de Call of Duty, Activision Blizzard, impulsará la competencia.


Smith encabeza una delegación de 18 altos ejecutivos, incluido el CEO de Microsoft Gaming, Phil Spencer, mientras que Activision estará representada por su CEO, Robert Kotick, según un documento de la Comisión Europea al que tuvo acceso Reuters.


La audiencia permite a Microsoft, fabricante de Xbox, mirar el posicionamiento de los altos cargos de competencia nacionales y de la UE, así como de los abogados de la Comisión, antes de la presentación de soluciones a los problemas de antimonopolio.


Microsoft anunció la adquisición en enero del año pasado para hacer frente a los líderes Tencent y Sony, pero se ha topado con obstáculos regulatorios en Europa, el Reino Unido y Estados Unidos.

5 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


  • X
  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
bottom of page