top of page

KID ROCK ya no boicoteará a BUD LIGHT: 'Cometieron un error' y 'Creo que entendieron el mensaje'


Kid Rock afirma que ya no está boicoteando a Anheuser-Busch debido a que la marca insignia de la compañía, Bud Light, se asoció con la influencer trans Dylan Mulvaney para promocionar el concurso Easy Carry de la marca.
 

El roquero de 52 años, que llamó la atención en abril por usar un rifle de asalto para destruir múltiples cajas de cerveza Bud Light en respuesta a las publicaciones en redes sociales de Mulvaney, dijo en una nueva entrevista con Tucker Carlson:

"Al final del día, cuando retrocedes y lo miras, sí, merecían un golpe y lo recibieron. Cometieron un error. Entonces, ¿quiero mantener su cabeza bajo el agua y ahogarlos porque cometieron un error? No, creo que entendieron el mensaje".

Añadió:

"Espero que otras empresas también lo entiendan, pero al final del día, no creo que el castigo que han estado recibiendo hasta este punto sea proporcional al crimen. Me gustaría ver que volvamos a bordo y nos hagamos más grandes porque esa es la América en la que quiero vivir".

Rock concluyó:

"No hay nada malo en dar una nalgada. No les das nalgadas por el resto de sus vidas".

El mes pasado, Kid Rock afirmó que enfrentó al CEO de Anheuser-Busch, Brendan Ball Whitworth, durante su aparición junto al expresidente de EE. UU. Donald Trump en UFC 295.


El cantante le dijo a Sean Hannity en su programa de Fox News:

"Tuve una conversación genial con Whitworth. Le dije: 'Le diste una señal a mucha gente como yo... al enviarle esa lata al niño trans, nos diste a entender que apoyas ese estilo de vida y, lo que es más importante, a hombres en deportes de mujeres o en el vestuario de mi nieta. La mayoría de nosotros trazamos una línea dura justo ahí'".


Rock afirmó que nunca llamó a los fanáticos a "boicotear o cancelar" la marca después de su colaboración con Mulvaney.


"Dije que se jodieran. ¿Qué están haciendo, inyectándose en esta conversación, en estos problemas sociales polarizantes?"

preguntó.

"Podrían estar haciendo mucho más cosas positivas simplemente haciéndonos reír y beber cerveza".

Agregó que

"no quería estar en la fiesta de las culturas de cancelación y los boicots que finalmente perjudican a la gente trabajadora".
"Conozco a personas que trabajan allí y ya no es tan genial andar por ahí con esa camisa azul, yendo a lugares",

dijo Rock a Hannity.

"Este es el motivo por el que tienen un problema ahora, es como, puedo dejarlo ir".

El músico franco, que es un ávido partidario de Trump, también afirmó que podría "coexistir en espacios públicos" con personas transgénero y homosexuales, antes de dirigirse directamente a ambas comunidades.


"Sé tú mismo. Si eres agradable conmigo, yo seré agradable contigo, así es como son la mayoría de las personas",

dijo.


"Pero en cuanto involucras a nuestros hijos en esto, es donde vas a traer odio. Deja a nuestros malditos hijos fuera de esto. Esa es la conclusión".


Describiéndose a sí mismo como un "conservador" y un "patriota", Kid Rock, cuyo nombre real es Bob Ritchie, agregó que había reflexionado mucho sobre el tema desde que hizo el video mencionado la primavera pasada.


"Como hombre que teme a Dios, como cristiano, tengo que creer en el perdón",

dijo.

"Cometieron un error, está bien. ¿Qué quieres, mantener su cabeza bajo el agua, ahogarlos y matar empleos de personas? No quiero hacer eso. Pero espero, al mismo tiempo, no quiero ser su mayor animador. Quiero que me muestren algo para que vuelva como consumidor, como bebedor".

Kid Rock se volvió viral en las redes sociales hace ocho meses cuando publicó un video de sí mismo tomando una escopeta AR-15 y destruyendo lo que parecían ser cuatro paquetes de 12 cervezas Bud Light.


"A la mierda Bud Light y a la mierda Anheuser-Busch",

dijo en el clip.


Solo dos días antes, Mulvaney compartió imágenes en sus redes sociales promocionando Bud Light, provocando indignación entre los conservadores.


En agosto pasado, Kid Rock fue ridiculizado en las redes sociales cuando lo vieron en el sitio de chismes TMZ bebiendo de una lata de Bud Light en un concierto de Colt Ford en Nashville.


La reacción pública por la asociación de Bud Light con Mulvaney perjudicó las ventas de la popular cerveza, con Anheuser-Busch InBev sufriendo una fuerte caída en ingresos y ganancias en EE. UU. durante los tres meses que terminaron en junio. Las ventas de la compañía en EE. UU. cayeron más del 10% durante los tres meses en comparación con el mismo período del año pasado.


Mientras tanto, las ganancias principales de Anheuser-Busch en EE. UU. cayeron más del 28%.

2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page