top of page

KERRY KING: 'DAVE LOMBARDO está muerto para mí'

En una nueva entrevista con la revista Rolling Stone, al guitarrista de SLAYER Kerry King le preguntaron si había hablado con el baterista original de la banda Dave Lombardo, que ha estado fuera de SLAYER por más de una década.
 

Kerry King respondió:

"No. Lombardo está muerto para mí".

Al profundizar en por qué se siente así, el músico de 59 años dijo:

"Dave se fue en esa diatriba cuando estábamos en un vuelo a Australia, y sabía que no podríamos responder durante 14 horas, y me puso contra las cuerdas. Yo era el único que lo mantenía en la banda. Tom [Araya, vocalista de SLAYER] lo quería fuera antes de eso, y Jeff [Hannemann, guitarrista de SLAYER] acababa de recibir la mordedura de araña [que le causó una bacteria devoradora de carne, obligándolo a abandonar la gira], así que no estaba tocando mucho con nosotros. Dije: 'Lo necesitamos a Dave.
Los fanáticos no lo entenderán si lo reemplazamos ahora mismo'. Y luego surgió lo de Australia. Me puso contra las cuerdas, y yo digo: 'Soy el tipo que te mantuvo aquí'. Así que pensé: 'Que se joda ese tipo'”.

Con respecto a lo que sucedió para provocar la separación con Lombardo, King dijo:

“Él es muy impresionable. Estaba escuchando a esta mujer que era su abogada en ese momento, y ella pensaba que teníamos dinero de METALLICA, cosa que nunca hemos tenido ni de cerca dinero de METALLICA. Así que solo le estaba metiendo basura en los oídos, y él cree que debería estar ganando más de lo que debería. Es como, habla con alguien que realmente conozca la situación y no te esté llenando el culo de sol brillante para ganar dinero en tu comisión".

Lombardo, quien ha pasado la mayor parte de los últimos años entre EMPIRE STATE BASTARD, los pioneros del crossover SUICIDAL TENDENCIES, los iconos del horror punk MISFITS, el supergrupo de hardcore DEAD CROSS y MR. BUNGLE, fue efectivamente despedido de SLAYER después de no participar en la gira australiana de la banda en febrero/marzo de 2013 debido a un conflicto contractual con los otros miembros de la banda. Más tarde fue reemplazado por Paul Bostaph, quien anteriormente fue baterista de SLAYER de 1992 hasta 2001.


Poco después de su despido, Lombardo dijo que descubrió que el 90 por ciento de los ingresos de la gira de SLAYER se deducían como gastos, incluidas las tarifas de administración, lo que le costaba a la banda millones y les dejaba alrededor del 10 por ciento para dividir entre los cuatro.


Si bien él y Tom Araya contrataron auditores para averiguar qué había sucedido, Lombardo dijo que nunca se le permitió ver ninguna de la información obtenida.


Lombardo publicó una declaración en febrero de 2013 diciendo que se le había "negado el acceso a información detallada y los documentos de respaldo necesarios".


Agregó:

"Se me dijo que no se me pagaría hasta que firmara un contrato de largo plazo que no me daba ninguna garantía por escrito sobre cuánto o sobre qué base la administración deduciría comisiones, ni me daba acceso a los presupuestos o registros financieros para su revisión. También me prohibió hacer entrevistas o hacer declaraciones relacionadas con la banda, en efecto, una orden de mordaza".

Dave habló anteriormente sobre su salida de SLAYER mientras respondía preguntas del público en marzo de 2014 en Belfast, Irlanda del Norte.


“Hice todo lo posible para tratar de mantenerlo unido, pero no pude continuar, hombre”,

dijo Dave.

“Tuve que salir, porque no puedes estar encadenado así; nadie puede aprovecharse de otra persona de esa manera nunca más. Lo hice durante demasiados años y aguanté la respiración. Las banderas rojas siguieron apareciendo en mis libros. Es como, '¿En serio? ¿Se supone que debo ganar más dinero? ¿Por qué tengo el mismo salario? Estoy ganando exactamente lo mismo que he estado ganando los últimos dos años. Y esto es en 2004. Así que sabía que algo andaba mal. E intenté arreglarlo con los chicos. Metí a Tom en la conversación. Tuve a Tom en una habitación de hotel conmigo hablando con mi abogado, y mi abogado les estaba diciendo todo lo que su compañía de administración les había estado haciendo durante los últimos 30 años. Y teníamos un contador forense listo para entrar y mirar las cosas".

Continuó:

“Compraron a Tom. La administración lo pasó a su lado por un par de cientos de miles, ¿quién sabe cuánto? Y a Kerry también, para que se callaran y fueran contra Lombardo. Así que me dieron la espalda. Y en el último día, cuando estoy en el ensayo con ellos, lo guardé todo hasta el final, y les dije: 'Chicos, necesitamos un nuevo plan de negocios. Ustedes han tenido el mismo plan de negocios durante 30 años. Ahora soy un partícipe de ingresos. En otras palabras, soy titular de un porcentaje'. Así que si eres titular de un porcentaje, tienes derecho, y estás contratado, como titular de un porcentaje, tienes derecho a ver a dónde van todos los gastos. Porque aquí estás cobrando sobre las ganancias netas, y luego de 4,4 millones de dólares, la banda obtiene 400 mil dólares. ¿Dónde están los cuatro millones? Y eso es solo 2011. El resto del dinero fue a abogados, contadores y el manager.
“Durante los últimos 30 años, les estaban haciendo eso a los chicos. Y tomaron mi información... Nunca olvidaré el día... Solo dije: 'Chicos, miren esto. Esto vino de su contador'. Y mostraba todo el dinero. No mostraba a dónde iba el dinero, solo mostraba 'bruto', 'gastos', 'neto'. Y de esa ganancia neta, gané, de gira, en 2011, 67 mil dólares. Kerry y Tom, eso fue alrededor de 114 mil dólares que ganaron en la gira. Entonces, si hiciste unos 60 espectáculos, divídelos entre 60 espectáculos... ¿Alguien tiene una calculadora? No, no 60... Digamos unos 90 espectáculos por año: 30 en primavera, 30 en verano y 30 espectáculos en invierno, en otoño. Así que divides eso por show... ¿En serio? Es repugnante. Yo rompo el culo ahí arriba tocando la batería. Quiero decir, estoy sudando, estoy agotado. ¿Y para el tipo en las colinas de Hollywood, para sus tratamientos faciales, sus manicuras...? No, no voy a tocar por eso. No”.

En una entrevista de noviembre de 2013 con Minneapolis City Pages, Araya declaró sobre Lombardo:

"Dave dejó la banda originalmente en 1991 o 1992. Después de eso, incorporamos a Jon Dette por dos años y luego nos juntamos con Paul [Bostaph], que hizo cuatro álbumes realmente geniales con nosotros. Luego decidió seguir adelante. Nuestro manager nos conectó de nuevo con Dave y cuando estábamos armando [el álbum de 2006] 'Christ Illusion', Dave se ofreció a ayudar. Queríamos ser justos con él, así que le ofrecimos un contrato con la banda.
Recientemente, se nos ofreció hacer una gira por Australia. Cuando estábamos ensayando, pareció dar un giro de 180 grados y dijo algunas cosas que me molestaron a mí ya Kerry. Kerry solo lo miró y dijo: 'Si te sientes así, entonces ¿por qué estamos ensayando para esta gira?' Así que le escribimos una carta y le dijimos: 'Escucha, necesitamos saber si vas a hacer los shows en Australia. Si no es así, tenemos que hacer algo al respecto'. No obtuvimos respuesta. Nos vimos en la posición de tener que hacer algo, así que contratamos a Jon Dette para que tocara con nosotros nuevamente. Después de lo que sucedió con la gira de Australia, tomamos la decisión de avanzar y dejarle en claro que ya no necesitábamos sus servicios. Estaba muy molesto por eso. Escribió una diatriba en Facebook. Dijo algunas cosas que no debería haber dicho. Realmente nos molestó. Y me molestó a mí. Estaba furioso. No podía creer que lanzara eso a la opinión pública. Después de eso, Jeff [Hanneman], Kerry y yo nos pusimos al teléfono y hablamos sobre el asunto. Y surgió el nombre de Paul [Bostaph]. Era seguro con Paul. Había estado en la banda por más de 12 años. Así que le llamamos para ver si estaba interesado y estaba más que feliz. Era algo obvio. Es un baterista increíble".

Hace unos años, King dijo:

"cuando Dave estaba en SLAYER la última vez, pensé que estaría en el escenario con él hasta que uno de nosotros se cayera muerto del escenario. Las cosas cambian. Recibió algunos malos consejos y escuchó algunos malos consejos, nos dio un ultimátum diez días antes de ir a Australia [para hacer la gira del festival Soundwave]. Y yo dije: 'No puedo tener esto sobre mi cabeza'. Y siento pena por Dave hasta el día de hoy; realmente siento pena por él porque se disparó en el pie. Quizás pensó que tenía la ventaja, pero no me vas a atrapar".

SLAYER tocó su último show en noviembre de 2019 en el Forum de Los Ángeles.


2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page