top of page

En la lista de álbumnes "Genuinamente horribles" de la Rolling Stone, aparece Metallica


El famoso "St. Anger" de Metallica es considerado por la famosa revista Rolling Stone como uno de los peores discos de la historia lanzados por bar bandas genuinas.
 

Aunque el álbum St. Anger de Metallica del año 2003 no fue del agrado de todos los fanáticos más acérrimos de la legendaria banda de thrash metal de San Francisco, es innegable que representó el inicio de una época de cambios para el grupo.


La partida del bajista Jason Newsted, junto con un proceso de terapia psicológica en grupo y la lucha de James Hetfield contra la adicción al alcohol, que lo ha acompañado desde su juventud, marcaron una transición importante para Metallica.


Muchos creen que gracias a estos cambios, la banda sigue siendo una de las más grandes en el género del thrash.

A pesar de que la revista Rolling Stone incluyó St. Anger en su lista de «Los 50 Álbumes Genuinamente Horribles Hechos Por Artistas Brillantes«, ubicándolo en el número 43, el simple hecho de que haya sido mencionado sorprende, dado que fue lanzado en uno de los momentos más bajos de la banda.


El álbum es criticado por su mala producción y ejecución en las pistas, lo que lo convierte en una de las peores producciones de la banda. La batería de Lars Ulrich suena como si estuviera golpeando una lata en todo el álbum, las canciones parecen desenfocadas y sin terminar, y las letras, como «I want my anger to be healthy», parecen haber sido escritas recién salidos de rehabilitación, sin profundidad alguna. A pesar de que la banda se defiende de las críticas, la realidad es que las canciones del St. Anger son las menos tocadas en vivo.

En una entrevista con The Pulse Of Radio, Lars Ulrich defendió sus decisiones y ejecución en el álbum, sorprendido por la mala reacción de los fans y la crítica.

Nos sorprendió un poco la verdad, porque nuestra intención fue siempre mantener el sonido lo más crudo posible y me gustaría pensar que lo logramos (entre risas), al punto que fue demasiado para algunas personas, y esta bien, estoy orgulloso de eso.

En cuanto al sonido crudo de la batería, Ulrich comentó a la publicación Classic Rock: Fue intencional, no fue un error. Veo St. Anger como un experimento aislado… ya hicimos una vez Ride The Lightning, no creo que necesitábamos volver a hacerlo.

Es cierto que artistas como Jack White o el productor Bob Rock han defendido a St. Anger, pero este siempre ha generado sentimientos encontrados en los fans.


Algunos lo aceptan simplemente como un trabajo más de su banda favorita, mientras que otros lo odian por ser demasiado experimental.

La historia detrás del disco «St. Anger» El año 2003 fue un año de cambios para Metallica. La icónica banda de thrash metal de San Francisco lanzó «St. Anger», un álbum que significó una etapa difícil en la vida de los miembros de la banda.

Desde la partida del bajista Jason Newsted, hasta los problemas de adicción al alcohol del líder James Hetfield, «St. Anger» fue el resultado de un proceso de cambios y terapia psicológica en grupo para la banda. El álbum también fue el primero con el bajista Robert Trujillo.

La producción de «St. Anger» se inició en 2001, justo después de la salida de Jason Newsted. La banda quería alejarse del estilo más comercial de su álbum anterior, «Load» (1996), y volver a sus raíces de thrash metal.


Pero grabar el álbum no fue fácil. Los miembros de la banda, especialmente Hetfield, estaban pasando por momentos difíciles en sus vidas personales. Hetfield, quien había estado sobrio durante años, se internó en un centro de rehabilitación justo antes de las sesiones de grabación. El proceso de grabación de «St. Anger» fue documentado en el aclamado documental «Some Kind of Monster» (2004), que reveló los desafíos que enfrentó la banda durante este tiempo. En el documental, se puede ver a la banda en terapia psicológica y enfrentando sus problemas personales mientras intentaban crear un nuevo álbum.

El resultado final fue un álbum crudo y agresivo, con un sonido menos producido que los álbumes anteriores de la banda. Pero la recepción del álbum por parte de los fanáticos y la crítica fue mixta. Mientras que algunos elogiaron la honestidad y la autenticidad del álbum, otros criticaron la producción y la calidad de las canciones. St. Anger metallica solos


De hecho, «St. Anger» apareció en el puesto número 43 de la lista de Rolling Stone de «50 Álbumes Genuinamente Horribles Hechos por Artistas Brillantes». Pero a pesar de las críticas, la banda se mantuvo fiel a su visión y siguió adelante.

En retrospectiva, «St. Anger» es un álbum que refleja una época difícil en la vida de Metallica. Pero también es un testimonio de la perseverancia y la capacidad de la banda para superar los obstáculos y seguir adelante.

En resumen, «St. Anger» es un álbum que no fue del agrado de todos, pero que representa un momento importante en la historia de Metallica. La honestidad y la autenticidad de las canciones son un testimonio de la fortaleza de la banda y de su capacidad para enfrentar los desafíos y seguir adelante.



4 visualizaciones0 comentarios
bottom of page